Los Medicamentos en el Embarazo

Los medicamentos que toma una mujer embarazada deben ser controlados por un especialista en obstetricia. El control prenatal debe hacer seguimiento a este tipo de condiciones. En ciertos casos, algunos medicamentos pueden afectar y causar daño al bebé, generando defectos congénitos y complicaciones durante el embarazo. El mayor riesgo de daño al feto se presenta durante las primeras semanas de embarazo, cuando se están desarrollando los órganos más importantes. Lo ideal es decidir con claridad cuando quedar embarazada para poder realizar un control prenatal adecuado. Sin embargo, te dejamos una categorización de los medicamentos según su impacto durante el embarazo:

Categoría A

Medicamentos que han sido evaluados y considerados seguros como el ácido fólico, vitamina B6 y medicamentos para la tiroides en dosis moderadas y previamente recetadas.

medicamentos durante el embarazo

Categoría B

Los que se han usado durante el embarazo y no parecen causar defectos congénitos graves u otros problemas como algunos antibióticos, acetaminofén, aspartame, famotidina, prednisona, insulina e ibuprofeno.

Categoría C

Medicamentos que presentan alta probabilidad de causar problemas en el embarazo. Suelen contener advertencias sobre los riesgos de su uso durante el embarazo: proclorperazina, fluconazol, ciproflozacina y algunas antidepresivos.

Categoría D

Los que tienen evidencia clara de riesgo durante el embarazo: alcohol, litio, fenitoína y los de quimioterapia.

Categoría X

Medicamentos que ya están establecidos como causantes de defectos congénitos y nunca deben ser tomados durante el embarazo: tratamientos para la piel como para el acné cístico y la psoriasis, el sedante talidomina y el dietilestilbestrol.

No juegue con la vida de su hijo. Consulte con un especialista en ginecología y obstetricia para establecer los medicamentos que puede usar, o en su defectos la sustitución de tratamientos que esté llevando a cabo.

2018-06-26T15:40:57+00:00