De acuerdo a la evidencia disponible al momento no existen razones para pensar que la COVID-19 pueda tener una mayor incidencia, severidad o letalidad en población de gestantes, así mismo las series de casos disponibles al momento de desarrollo de este lineamiento, no han mostrado sólida evidencia de transmisión materno perinatal ni transmisión a través de la leche materna.

Sin embargo, teniendo en cuenta que es una población de especial protección por el estado y que existen variables fisiológicas que la diferencian de la población general y que pueden incidir en errores diagnósticos y por ende terapéuticos, se generan estas recomendaciones a fin de establecer sin detrimento de lo considerado para la población general.

También te puede interesar: Las Molestias Durante el Embarazo

CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA ATENCIÓN A LAS GESTANTES:

bebe recién nacido

  • El profesional de salud deberá dar información sobre el riesgo que representa para las gestantes la situación actual con los siguientes mensajes clave:
  • Todas las mujeres gestantes, al igual que el resto de la población deberán seguir y acatar todas las disposiciones en materia de aislamiento social y medidas de prevención,
  • No existen razones para pensar que la COVID-19 pueda tener una mayor incidencia, severidad o letalidad en población de gestantes.
  • Así mismo las series de casos disponibles al momento de desarrollo de este lineamiento, no han mostrado sólida evidencia de transmisión materno perinatal ni transmisión a través de la leche materna.
    • Estar atenta a los signos de alarma que son:
      • Fiebre.
      • Tos.
      • Dificultad para respirar.
      • Hipertensión arterial.
      • Cefalea.
      • Trastornos visuales y auditivos.
      • Epigastralgia.
      • Edemas.
      • Disminución marcada o ausencia de movimientos fetales.
      • Actividad uterina.
      • Sangrado genital.
      • Amniorrea o leucorrea.
      • Sintomatología urinaria.
  •  Las EAPB deben Implementar con su red de prestadores su modelo de atención domiciliaria para facilitar el acceso a las atenciones incluidas en la Ruta Integral de Atención en salud Materno Perinatal a través de la atención domiciliaria o por telemedicina, incluyendo entrega de medicamentos de acuerdo con el riesgo detectado.
  • Las EAPB deberán definir mecanismos para que las mujeres gestantes puedan saber y reportar sus signos de alarma y así transportar hacia los servicios de salud a las mujeres que realmente lo requieran.
  • Así mismo, dado que complicaciones obstétricas y no obstétricas siguen ocurriendo y que eventuales muertes maternas o morbilidades maternas extremas se presentarán en mayor proporción por las causas prevalentes previamente, durante la fase de mitigación se deberá dar continuidad a la atención en control prenatal para las mujeres de alto riesgo que a juicio del médico tenga probabilidad a corto plazo de hacer complicaciones graves.
  • Durante este periodo las IPS deberán ajustar la modalidad de prestación para que las gestantes no estén expuestas directamente al virus.
  • En el marco de la adecuación que las instituciones deben hacer en su plan de contingencia los criterios de egreso en la hospitalización obstétrica podrán flexibilizarse a 12 horas de estancia para partos.

En el siguiente link puedes leer el artículo completo: https://www.fecolsog.org/wp-content/uploads/2020/03/LINEAMIENTOS-PROVISIONALES-PARA-LA-ATENCI%C3%93N-DE-GESTANTES-EN-EL-CONTEXTO-DE-LA-EPIDEMIA-COVID-19.pdf

Fuente: Federación Colombiana de Obstetricia y Ginecología