Declaración sobre el COVID-19 y los derechos de salud sexual y reproductiva

Esta declaración fue preparada por el Panel Internacional de Consejo Médico (International Medical Advisory Panel, IMAP) y se aprobó en abril 2020.

Notiicias COVID 19 IPPF

Antecedentes

El nuevo coronavirus se identificó por primera vez en diciembre 2019 en la ciudad de Wuhan, China, y la enfermedad del coronavirus (COVID-19) fue declarada pandemia por la OMS el 11 de marzo de 2020. Desde ese entonces, los casos de COVID-19 han aumentado exponencialmente en todo el mundo.

El aumento global en el número de casos confirmados y muertes informadas a raíz del COVID-19 ha sembrado la necesidad en muchos países de tomar medidas estrictas para aplanar la curva de propagación de la enfermedad. Además de las pautas de contención de la OMS, para analizar casos sospechosos, aislar a los casos positivos y seguimiento del contacto y tratamiento de casos graves que requieren de hospitalización, los países han tomado medidas adicionales, incluso restricciones de circulación estrictas y esfuerzos de aislamiento.

También te puede interesar: Protección de los equipos de salud que realizan atención en Ginecología y Obstetricia.

La pandemia COVID-19 y sus consecuencias están afectando de manera negativa la disponibilidad y el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva (sexual and reproductive health, SRH). Muchas Asociaciones de Miembros de la IPPF y otras organizaciones de SRH se enfrentan a las difíciles decisiones de reducir, reorganizar o suspender los servicios SRH para proteger a los proveedores de servicios y clientes; y se están convocando a dichos a Consulte las últimas actualizaciones aquí: https://experience.arcgis.com/experience/685d0ace521648f8a5beeeee1b9125cd proveedores de servicios y centros para apoyar la respuesta de los gobiernos a la pandemia. La disponibilidad de los servicios de SRH se ve afectada por la reducción en los trabajadores de la salud, la escasez de bienes y suministros esenciales de SRH, la falta de equipo de protección y circulación reducida. En algunos casos, hay una creciente demanda para que las clínicas de la Asociación de Miembros presten servicios de SRH, ya que los centros de salud públicos y privados no están disponibles o no están dispuestos a prestar servicios de SRH.

Acerca del COVID-19

El COVID-19 es una enfermedad respiratoria causada por el nuevo coronavirus. Información detallada sobre la transmisión, la prevención, los signos y los síntomas del COVID-19 y el manejo de la infección respiratoria aguda grave puede encontrarse en las pautas relevantes de la OMS (consultar la sección Referencias).

El aumento global en el número de casos confirmados y muertes informadas a raíz del COVID-19 ha sembrado la necesidad en muchos países de tomar medidas estrictas para aplanar la curva de propagación de la enfermedad, incluso restricciones de circulación estrictas y esfuerzos de aislamiento.

El objetivo de esta declaración

También te puede interesar: Comunicado enfermedad por Coronavirus SARS-COV-2 (COVID-19) en embarazo.

El objetivo de esta declaración es orientar a las Asociaciones de Miembros de la IPPF y otras organizaciones de salud y derechos sexuales y reproductivos (SRHR) en el respaldo de la prestación sostenida de servicios de SRH esenciales y que salvan vidas en el contexto de la pandemia COVID-19. La declaración también sirve como herramienta para apoyar a los donantes y otras partes interesadas en la provisión de recursos adicionales para sostener los servicios de SRH a lo largo de esta pandemia. La declaración refuerza la postura y el compromiso de la IPPF con la SRH y los derechos y la igualdad de género.

Fuente: IPPF